SAKURA Y YOHIRO: MITO DE AMOR JAPONES.

INTRODUCCIÓN.

Este es un lindo mito japonés sobre el amor, conozcamos el significado del mito de Sakura y Yohiro. Verás el encanto y la parte mágica que encierra este mito. Las hadas aparecen en muchos mitos antiguos de diferentes latitudes así que no nos va a extrañar que una aparezca en este relato.¿Estás listo? Comenzamos…
________

Japón, la nación del sol naciente, se encontraba en guerras constantes. Sus habitantes tenían pocos días de paz, pues tan pronto paraba una guerra iniciaba otra. La gente sufría y quería con ansias la paz.

Increíblemente había un bosque tan bello que nadie osaba penetrar dentro de él para pelear (quizá estaba bendecido por los dioses). Dicen que estaba lleno de árboles hermosos, liberaban un aroma muy agradable que le brindaba cierto consuelo a los habitantes de aquella región.

Te podría interesar:
MITOS DE AMOR.
MITOS DE ASIA.
MITOS AZTECAS, MAYAS E INCAS.

Ciertamente ese bosque era una maravilla por su flora, por su fauna, por su delicado aroma. Parecía un mundo mágico donde sólo la belleza se expresaba, pero… No todo era hermoso, pues en medio de aquel lindo panorama había un árbol diferente a los demás. Parecía seco, estéril, muerto a pesar de ser joven. Al rededor de él no surgía vegetación. Parecía un árbol abandonado. Nunca había florecido y ni los animales se acercaban a él.

Yohiro y Sakura.
Mito Japonés de amor y magia.
Yohiro y Sakura.

EL MITO DE SAKURA: EL HADA.

Un día un hada descendió a ver al árbol. Sintió piedad de verlo como muerto aún cuando estaba lleno de vida. Decidió darle animo para ver si florecía. Le hablo palabras de aliento, dulces, tiernas para convencerlo de que debía florecer. Todo lo que le dijo fue en vano, pues no parecía que el árbol hiciera caso, no parecía importarle.

El amor nos hace sentir compasión por otros. El amor y la compasión pueden hacer magia. La magia está en tu corazón. Click To Tweet

Ella, el hada, estaba decidida a ayudarle, así que le ofreció un trato. Le prometio un hechizo que lo haría hombre cada vez que quisiera.

Frases de amor - mitos de amor japones - SAKURA

De esa manera podía ser humano cuando quisiera y árbol cuando lo deseara. Cada vez que se hiciera persona sentiría lo que los humanos sienten. Pensó el hada que eso le ayudaría a sentir la vida y a gustar de ella, de esa manera florecería.

Aquel árbol acepto la oferta, quizás más por curiosidad que por otra cosa. Su benefactora le advirtió que el hechizo duraría 20 años, luego volvería a ser árbol y jamás volvería a ser hombre. De todas modos, y a pesar de la advertencia, aquello se llevo a cabo.

EL MITO DE SAKURA: YOHIRO.

El milagro se dio, pues de verdad se transformó en hombre. Comenzó a sentir emociones por primera vez. Pero no estaba cómodo ya que no estaba acostumbrado a ellas. Además se dio cuenta de las guerras y la desolación que había fuera del bosquetes le hizo sentir tristeza. Aunque pasaba un buen rato con su cuerpo de hombre solía buscar refugio en su forma de árbol.

No se sentía bien como hombre, pues a pesar de que los años fueron pasando, no encontraba nada que lo atrajese en el nuevo reino de los humanos. Seguía metido en su mismo estado y no sentía realmente ganas de vivir, se sentía solo y abandonado en aquel lugar.

Un día conoció a una chica cuyo nombre era Sakura. Con timidez se acerco a ella, conversaron un poco… ¿quién le enseño a hablar? No se sabe, era parte del hechizo con toda seguridad. Lo cierto es que él ayudo a la doncella a llevar el agua hasta su casa, la cual no estaba lejos. Como es obvio Sakura le pregunto su nombre y él, sin pensarlo, dijo Yohiro (lo cual significa “esperanza”).

Comenzó visitarla y poco a poco se fueron gustando. Sakura se había acostumbrado a la presencia de Yohiro.

EL AMOR VERDADERO.

El amor es un misterio. Ciertamente el misterio más hermoso del universo. Quien lo ha sentido sabe que no miento. Click To Tweet

Dice el mito de sakura que la amistad entre ambos fue creciendo. Les gustaba platicar, contar historias, leer poemas y pasarla bien.

El amor es un misterio.
Mito de Sakura y Yohiro.
Moito japones de amor.
El amor es un misterio.

El tiempo había pasado y ya casi llegaba la hora de que el hechizo terminara. Yohrio no pudo aguantar más y le confeso la verdad. Sakura supo que su amigo era un árbol y no un ser humano. Ella, como es obvio, se quedo muda por la noticia y no supo que hacer, ni que decir. El hombre regreso a su puesto y se convirtió en árbol. Ahora estaba más triste que nunca.

Sakura llego un día donde estaba aquel árbol. Había comprendido que no quería que su amigo muriera o estuviera triste. Al llegar lo abrazó y le confeso su amor por él. Yohiro ya no podía recuperar la forma humana, ya no podía devolver el abrazo o decirle lo mucho que ella significaba para él.

Desde lejos los espiaba el hada,  decidió descender. Le dijo a Sakura que el árbol de cerezos no podía jamás volver a ser hombre. Sin embargo, le explico el hada, si de verdad amaba a Yohiro ella podía unirse a él. Los dos podían vivir juntos unidos dentro del árbol.

Aquella chica enamorada no lo pensó mucho y acepto convertirse en parte de Yohiro para amarlo sin condiciones y sin límites. Entonces el hada, usando su magia, la hizo una con el árbol. Ambos se integraron para amarse como pocos pueden hacer. Sakura se convirtió en lo más hermoso de aquel árbol: la flor. Sakura significa “flor de cerezo”.

Existe un mito celta donde Angus debe dejar su forma de hombra para no perder a su verdadero amor. ¿Te interesa? Lee esto:

ANGUS: EL DIOS DEL AMOR.

SIGNIFICADO DEL MITO DE SAKURA Y YOHIRO.

LA SOLEDAD.

Sentirse solo, abandonado y desprotegido es deprimente. Es un sentimiento fuerte y doloroso. Algunos podrían cometer una tontería o una locura por sentirse de esa manera. Eso puede conducir a una persona hacia un franco abandono de sí mismo y podría conducir a la muerte.

Ese era el estado en el que vivía aquel árbol. ¿Cómo puede ser posible que se sintiera así viviendo en aquel lugar paradisíaco? Mucha personas lo tienen todo, al menos materialmente, pero no tiene cosas más importantes que eso, por ejemplo amor. Eso le faltaba a aquel árbol. Le faltaba amor.

Cuando lo tienes todo, pero no tienes cariño, entonces no lo tienes todo. Hay un vacío que penetra en lo profundo de ti mismo.

EL HADA.

Algunas personas realmente necesitan un hada, como en el mito, una que venga a sacarlos de ese estado de soledad, de ese estado vegetal. Esas pobres personas ya ni sienten, ya ni creen en el amor. Están prácticamente muertas.

Aquella hada se dio cuenta del estado de aquel árbol, símbolo de los seres vegetales que ya no quieren hacer nada, ya no quieren vivir. El hada supo que lo que le faltaba a aquella criatura era cariño, comprensión, alguien que lo escuchara, en fin… le faltaba amor.

Decidida a ayudarlo le hizo un hechizo, lo animo, le hizo creer en algo, le dio esperanza. ¿Ves? Por eso él se auto-denominó YOHIRO (esperanza). Volverse humano representa volver a sentir, volver a creer. ¿Cuántos dejaron de creer después de que les rompieron el corazón?

Ya su tiempo se terminaba, ya se le terminaba su esperanza. Aunque amaba no estaba seguro del amor de Sakura. Al confesar su secreto espera con ansia la respuesta, pero no la obtuvo. Lo que recibió a cambio fue un terrible silencio. Por eso, pensando que aquello no era real, su corazón se rompió y volvió a entrar en el antiguo estado vegetal que tenía. Pobre hombre, regreso al estado de soledad y depresión.

LA MAGIA DEL AMOR.

Yohiro estaba equivocado, pues Sakura sí le amaba. Simplemente la noticia la enmudeció, no supo que hacer, ni que decir. Sin embargo, cuando recupero la cordura se dio cuenta que su amor era verdadero. Entonces supo que todo lo que quería es que Yohiro fuera feliz. Sí, lo amaba y estaba dispuesta al precio que su amor demandara.

La magia del hada les integro, se volvieron uno. Esa es la magia del amor. Cuando amas tú ya no tienes sólo tus problemas, tú ya no tienes sólo tus debilidades y traumas. No, estimado amigo/a. Cuando amas los problemas las debilidades, los traumas de la otra persona son parte de ti. Obviamente que lo positivo también.

Cuando amas de verdad ya no eres una persona, ahora eres “dos”. Los dos son uno para lo bueno y lo malo, para los momentos de alegría y para los momentos de dificultad.

Ahora comrenderás que:

El amor verdadero hace de dos personas una sola. Ambos se fusionan  para pasar en medio de las dificultades de la vida, para compartir sus sueños y amarse. Click To Tweet

En estos tiempos es muy difícil encontrar el amor verdadero, muchos ya no creen en eso. Tú no debes perder la esperanza.

Si gusta leer más mitos hágalo aquí: ÍNDICE DE MITOS.
Si prefiere leer poesía hágalo aquí: ÍNDICE DE POETAS.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!