POEMAS DE AMOR DE 5 POETAS LATINOAMERICANOS.

INTRODUCCIÓN.

Los poemas de amor simpre llaman la atención, pues todos hemos sentido algo allá en lo más íntimo del corazón. Aquí le ofrecemos cinco poetas latinoamericanos que le escribieron al amor, así lo hicieron otros también, pero por esta vez leamo slos siguioentes:
________

POEMAS DE AMOR DE GABRIELA MISTRAL – CHILENA.Poemas de amor - poetas latinoamericanos

Gabriela Mistral, sin duda una excelente poetiza, sus poemas han inspirado a tantos. Ella es una mujer digna de admiración por su caracter, su corazón y sus ideas.


AMOR AMOR


Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
late vivo en el sol y se prende al pinar.
No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
¡le tendrás que escuchar!

Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
ruegos tímidos, imperativos de mar.
No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
¡lo tendrás que hospedar!

Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
¡lo tendrás que hospedar!

Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
¡le tendrás que creer!

Te echa venda de lino; tú la venda toleras.
Te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras
¡que eso para en morir!

EL AMOR QUE CALLA


Si yo te odiara, mi odio te daría
en las palabras, rotundo y seguro;
pero te amo y mi amor no se confía
a este hablar de los hombres, tan oscuro.

Tú lo quisieras vuelto en alarido,
y viene de tan hondo que ha deshecho
su quemante raudal, desfallecido,
antes de la garganta, antes del pecho.

Estoy lo mismo que estanque colmado
y te parezco un surtidor inerte.
¡Todo por mi callar atribulado
que es más atroz que el entrar en la muerte!

Más poemas de ella aquí: Gabriela Mistral.


POEMAS DE AMOR DE DELMIRA AGUSTINI – URUGUAYA


TU AMOR


Tu amor, esclavo, es como un sol muy fuerte:
jardinero de oro de la vida,
jardinero de fuego de la muerte,
en el carmen fecundo de mi vida.

Pico de cuervo con olor de rosas,
aguijón enmelado de delicias
tu lengua es. Tus manos misteriosas
son garras enguantadas de caricias.

Tus ojos son mis medias noches crueles,
panales negros de malditas mieles
que se desangran en mi acerbidad;

crisálida de un vuelo del futuro
es tu abrazo magnífico y oscuro
torre embrujada de mi soledad.

AMOR


Lo soñé impetuoso, formidable y ardiente;
hablaba el impreciso lenguaje del torrente;
Era un amor desbordado de locura y de fuego,
Rodando por la vida como en eterno riego.

Luego soñélo triste, como un gran sol poniente
que dobla ante la noche su cabeza de fuego:
despues rió, y en su boca tan tierna como un ruego,
sonaba sus cristales el alma de la fuente.

Y hoy sueño que es vibrante, y suave, y riente y triste,
que todas las tinieblass y todo el iris viste,
que frágil como un ídolo y eterno como un Dios

Sobre la vida toda su majestad levanta:
y el beso cae ardiendo a perfumar su planta
en una flor de fuego deshojada por dos…

Más poemas de ella aquí: Delmira Agustini.

POEMAS DE AMOR DE ADELA ZAMUDIO – BOLIVIANA


CUANDO ESTES CON UNA MUJER.

Cuando estés con una mujer.
Hazle el amor, no solo tengas sexo.


Dile que la amas, que estas loco por ella.


No solo la bese y entres de lleno.


Besa su cuerpo entero,


recorriendo sus rincones.


Reconoce con tus labios lo que la ropa


no deja ver.

 



Desea con todas tus fuerzas el poderla poseer.


Se amable y atento antes de hacerlo.


Para que así no haya remordimiento.


Se dulce y tierno para que casi este completo.


Pero sobre todo ámala profundamente,


por que amar es respetar,


Y al respetar comprender el porque de las cosas,


el porque de su entrega,


pues es solo su amor de verdad.

 


SÚPER ANDRÓGINA.



Proserpina


Los árboles caídos en el suelo


se han podrido, sus ramas — melodía


de drogas, sin descanso — obstruyen la vereda.


Pero ¿qué prisa tienes?



Vas


hacia un fin excitado que revive

.
¡Es el infierno!

 



Es la primavera


que ha sumergido en sus profundidades


tu muerte siempre joven; ha nacido otra vez.


Vence tu piel itinerarios de tinieblas


y acariciando la esperanza — en el imperio


del humo hay una esfera herida — vuelves cantando:


Es el infierno.

 


¡Es la primavera!

Más poemas de ella aquí: Adela Zamudio.

 

POEMAS DE AMOR DE ALMAFUERTE – ARGENTINO.


PASIÓN.


Tú tienes, para mí, todo lo bello
que cielo, tierra y corazón abarcan;
la atracción estelar ¡de esas estrellas
que atraen como tus lágrimas!;

La sinfonía sacra de los seres,
los vientos, los bosques y las aguas,
en el lenguaje mudo de tus ojos
que, mirándome, hablan;

Los atrevidos rasgos de las cumbres
que la celeste inmensidad asaltan,
en las gentiles curvas de tu seno
¡oh, colina sagrada!

Y el desdeñoso arrastre de las olas


sobre los verdes juncos y las algas,


en el raudo vagar de tu memoria


por mi vida de paria.

 


Yo tengo, para ti, todo lo noble


que cielo, tierra y corazón abarcan;


el calor de los soles, ¡de los soles


que, como yo, te aman!;

 


El gemido profundo de las ondas


que mueren a tus pies sobre la playa,


en el tapiz purpúreo de mi espíritu


abatido a tus plantas;

 


La castidad celeste de los besos


de tu madre bendita, en la mañana,


en la caricia augusta con que tierna


te circunda mi alma.

 


¡Tu tienes, para mí todo lo bello;


yo tengo para ti, todo lo que ama;


tú, para mí, la luz que resplandece,


yo, para ti, sus llamas! 

 


LO QUE YO QUIERO.


Quiero ser las dos niñas de tus ojos,


las metálicas cuerdas de tu voz,


el rubor de tu sien cuando meditas


y el origen tenaz de tu rubor.


Quiero ser esas manos invisibles


que manejan por si la creación,


y formar con tus sueños y los míos


otro mundo mejor para los dos.


Eres tu, providencia de mi vida,


mi sostén, mi refugio, mi caudal;


cual si fueras mi madre, yo te amo…


¡y todavía más!


Tengo celos del sol porque te besa


con sus labios de luz y de calor…


¡del jazmín tropical y del jilguero


que decoran y alegran tu balcón!


Mando yo que ni el aire te sonría:


ni los astros, ni el ave, ni la flor,


ni la fe, ni el amor, ni la esperanza,


ni ninguno, ni nada más que yo.


Eres tu, soberana de mis noches,


mi constante, perpetuo cavilar:


ambiciono tu amor como la gloria…


¡y todavía más!


Yo no quiero que alguno te consuele


si me mata la fuerza de tu amor…


¡si me matan los besos insaciables,


fervorosos, ardientes que te doy

!
Quiero yo que te invadan las tinieblas,


cuando ya para mí no salga el sol.


Quiero yo que defiendas mis despojos


del más breve ritual profanador.


Quiero yo que me llames y conjures


sobre labios y frente, y corazón.


Quiero yo que sucumbas o enloquezcas…


¡loca sí; muerta si, te quiero yo!


Mi querida, mi bien, mi soberana,


mi refugio, mi sueño, mi caudal,


mi laurel, mi ambición, mi santa madre…


¡y todavía más!

Más poemas de él aquí: Almafuerte.

 

POEMAS DE AMOR DE CÉSAR VALLEJO – PERUANO.


AMOR PROHIBIDO.


Subes centelleante de labios y de ojeras!


Por tus venas subo, como un can herido


que busca el refugio de blandas aceras.

 


Amor, en el mundo tú eres un pecado!


Mi beso en la punta chispeante del cuerno 


del diablo; mi beso que es credo sagrado!

 


Espíritu en el horópter que pasa


¡puro en su blasfemia!


¡el corazón que engendra al cerebro! 


que pasa hacia el tuyo, por mi barro triste. 


¡Platónico estambre 


que existe en el cáliz donde tu alma existe!

 


¿Algún penitente silencio siniestro?


¿Tú acaso lo escuchas? Inocente flor! 
…

Y saber que donde no hay un Padrenuestro, 


el Amor es un Cristo pecador!

 


EL POETA A SU AMADA.


Amada, en esta noche tú te has crucificado 


sobre los dos maderos curvados de mi beso;


y tu pena me ha dicho que Jesús ha llorado, 


y que hay un viernes santo más dulce que ese beso.

 


En esta noche clara que tanto me has mirado,


la Muerte ha estado alegre y ha cantado en su hueso. 


En esta noche de setiembre se ha oficiado 


mi segunda caída y el más humano beso.

 


Amada, moriremos los dos juntos, muy juntos; 


se irá secando a pausas nuestra excelsa amargura; 


y habrán tocado a sombra nuestros labios difuntos.

 


Y ya no habrá reproches en tus ojos benditos; 


ni volveré a ofenderte. Y en una sepultura


los dos nos dormiremos, como dos hermanitos.

Más poemas de él aquí: César Vallejo.

Vamos a agregar un poeta más, así que sumaremos seis con el siguiente:

POEMAS DE JUAN BAUTISTA AGUIRRE – ECUATORIANO.


A UNA DAMA IMAGINARIA.


Qué linda cara que tienes,
válgate Dios por muchacha,
que si te miro, me rindes
y si me miras, me matas.
 
Esos tus hermosos ojos
son en ti, divina ingrata,
arpones cuando los flechas,
puñales cuando los clavas.
 
Esa tu boca traviesa
brinda, entre coral y nácar,
un veneno que da vida
y una dulzura que mata.
 
En ella las gracias viven:
novedad privilegiada
,
que haya en tu boca hermosura
sin que haya en ella desgracia.
 
Primores y agrados hay
en tu talle y en tu cara;
todo tu cuerpo es aliento,
y todo tu aliento es alma.
 
El licencioso cabello
airosamente declara
que hay en lo negro hermosura,
y en lo desairado hay gala.
 
Arco de amor son tus cejas,
de cuyas flechas tiranas,
ni quien se defiende es cuerdo,
ni dichoso quien se escapa.
 
¡Qué desdeñosa te burlas!
y ¡qué traidora te ufanas,
a tantas fatigas firme
y a tantas finezas falsa!
 
¡Qué mal imitas al cielo
pródigo contigo en gracias,
pues no sabes hacer una
cuando sabes tener tantas!

 


A UNOS OJOS HERMOSOS.


Ojos cuyas niñas bellas


esmaltan mil arreboles,


muchos sois para ser soles,


pocos para ser estrellas.


No sois sol, aunque abrasáis


al que por veras se encumbra,


que el sol todo el mundo alumbra


y vosotros le cegáis


No estrellas, aunque serena


luz mostráis en tanta copia,


que en vosotros hay luz propia


y en las estrellas, ajena.


No sois lunas a mi ver,


que belleza tan sin par


ni es posible en sí menguar,


ni de otras luces crecer.


No sois ricos donde estáis,


ni pobres donde yo os canto;


pobres no, pues podéis tanto,


ricos no, pues que robáis.

Más poemas de él aquí: Juan B. Aguirre.

Podríamos agregar tantos poetas latinoamericanos que escribieron bellos poemas de amor; pero por ahora es suficiente.  Si quieres más hazlo en el enlace de abajo.

Si gusta leer más poesías hágalo aquí: ÍNDICE DE POETAS.
Si prefiere mitos hágalo aquí: ÍNDICE DE MITOS.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!