ICARO Y DEDALO – SIGNIFICADO DEL MITO

EL MITO DE ÍCARO Y DÉDALO

Este mito nos explica como una persona puede caer en grandes errores cuando se cae en arrogancia o en pensar que nada le puede pasar a uno. En el mito Ícaro es el hijo de Dédalo y ambos estaban en la famosa Creta retenidos a la fuerza. Fue Dédalo el que construyo el laberinto que lleva el nombre de la ciudad: EL LABERINTO DE CRETA.

Deciden escaparse de aquella isla. Sin embargo, el rey Minos tiene total control y no hay forma de escaparse. Así que a Dédalo se le ocurre la brillante idea de crear alas tanto para él como para su hijo. Obviamente, el trabajo no fue fácil. Dédalo tuvo que hacer aquellas alas lo más semejante a las alas de los pájaros. Pero al fin lo consiguió.

Ícaro y Dédalo
Dédalo e Ícaro.

Te podría interesar:
EL AVE FENIX: MITO Y SIGNIFICADO.
EL UNICORNIO: ORIGEN Y SIGNIFICADO.
DIOSES EGIPCIOS: SIGNIFICADO.

Dédalo advirtió a su hijo Ícaro que no fuese a volar muy alto porque el sol podría derretir la cera con la cual estaban pegadas las alas a sus cuerpos. Claro que los jóvenes no siempre escuchan los consejos de sus padres.

Pasaron varias islas; pero la emoción del joven lo hizo ascender más alto. La cera comenzó a derretirse, tal como su padre le advirtió. Ícaro intento mover sus brazos para mantenerse volando; pero ya era tarde, se cayó y falleció. Su padre lloró su muerte y llamo Ícaria a aquellas tierras cercanas.

UNA PERSONA INTELIGENTE SABE ESCUCHAR Y SABE SEGUIR CONSEJOS. UNA PERSONA NECIA NO ESCUCHA CONSEJOS Y SU DESTINO ES EL ERROR. Click To Tweet
PERSONA INTELIGENTE- FRASES DE REFLECCION - PENSAR - MITO GRIEGO DE DEDALO.
ESCUCHA CONSEJOS.

SIGNIFICADO DEL MITO DE ÍCARO Y DÉDALO.

Es verdad, es un mito muy corto; pero vale la pena estudiarlo, reflexionarlo. Tiene mucho que decirnos para no cometer ciertos errores que muchas veces se cometen por la inexperiencia, representada por la juventud de Ícaro,

Existe un dicho que reza: “El que escucha consejo llega a viejo.”Saber escuchar es una hermosa virtud que pocos tienen. Si Ícaro hubiera escuchado a su padre no habría muerto. La experiencia (Dédalo) advierte al que carece de experiencia d ella vida (Ícaro). Oir no es suficiente, es necesario saber escuchar y eso significa seguir el consejo.

Suele suceder que una persona se comienza a sentir que todo lo puede, cae en una especie de hipnotismo y no ve los peligros o los resultados de sus actos. Como consecuencia viene el fracaso.

La arrogancia es un elemento nocivo para el desarrollo personal. Creerse uno superior a los demás no ayuda. Click To Tweet

LA ARROGANCIA EN EL MITO DE ÍCARO Y DÉDALO.

Algunas personas inician desde abajo, con posiciones o puestos de trabajo “humildes.” Luego comienzan a progresar y consiguen cierto éxito. La hipnosis de la arrogancia, representada en el mito de Ícaro y Dédalo, le hace creer a las personas inexpertas que van a llegar muy lejos y se descuidan cometiendo errores torpes.

Muchas personas podrían haber tenido éxito en la vida si hubieran sido un poco más humildes. La arrogancia suele juntarse con la jactancia y la fanfarronería. A la gente no le gusta que otro se jacte de sus éxitos, que fanfarronee de lo que puede hacer. La gente arrogante no es aceptada por los demás. Claro que si tiene un buen puesto se le respeta el cargo, pero no cae bien.

La gente arrogante se vuelve prepotente cuando consigue una posición con autoridad. Se vuelven dictadores, se creen reyes o emperadores. Aunque se les admire por algún talento terminan siendo odiados.

MENTALIDAD DE JEFE Y MENTALIDAD DE LÍDER.

La arrogancia destruye psicológicamente a los jefes. El jefe da ordenes y se le obedece por su cargo, no por él como persona. El líder, es diferente, porque él da el ejemplo.

Líder con empatía
Líder con empatía

El líder toma decisiones y la gente lo respeta por ser él, no por su cargo. El líder da ejemplo y trabaja en equipo. Es capaz de acercarse a los demás sin necesidad del cargo. Los líderes tienen, al menos, un poquito de humildad; mientras los que tienen mentalidad de jefes son arrogantes.

La humildad, por otra parte, abre muchas puertas. Grandes personas, amadas o al menos respetadas, han sido aceptados como personas influyentes gracias a su humildad. Entre ellas podemos citar: La Madre Teresa de Calcuta, El Dalai Lama, etc. La humildad tiene algo especial que cautiva, tiene cierta gracia que da un magnetismo especial.

La humildad permite la empatía, mientras que la arrogancia la aleja. Click To Tweet

El mito de Ícaro y Dédalo no es simplemente de decir: Respeta a los mayores o escucha consejos. Este mito nos debe hacer reflexionar en la arrogancia y la humildad. Es claro, que podríamos profundizar más, pro por ahora es suficiente.

 

Si gusta leer más mitos hágalo aquí: ÍNDICE DE MITOS.
Si prefiere leer poesía hágalo aquí: ĪNDICE DE POETAS.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!